Comunicación y Marketing

Empresas en contra del acoso laboral

SuccessFactors, compañía estadounidense de software líder a nivel mundial, exige a sus empleados firmar un acuerdo en el que se comprometen a ser la mejor versión de sí mismos, trabajar en equipo y evitar…comportarse como idiotas. La empresa sabe que las personas tóxicas pueden generar un ambiente hostil, además de interferir en la atracción y retención de los mejores talentos.

Incluso Lars Dalgaard, CEO de la empresa, debe acogerse a esta norma. El tener la presión de dirigir una compañía de rápido crecimiento no lo exonera de cumplir las reglas e incluso confiesa que muchas veces se ha tenido que disculpar ante toda la empresa cuando se ha alterado con algún colaborador y no lo ha tratado de la mejor manera.

 

Ambiente nocivo = pérdidas económicas

Cada vez más, las compañías tienen claro que no cuidar de sus empleados puede ocasionar daños irreparables a la reputación corporativa, alta rotación de personal, reducción de la confianza de sus inversores en el negocio, pérdida de clientes e importantes perjuicios económicos.

En SuccessFactors han comprobado que la innovación y la creatividad pueden verse afectadas cuando no hay cooperación y por eso es indispensable que quienes trabajan allí tengan claro desde el momento en el que firman su contrato, que la organización exige el máximo respeto por todas las personas en un ambiente de colaboración igualitario y meritocrático, en el que no existen favoritísimos ni grupos cerrados.

Facebook y Google: “el cliente interno es prioritario”

Facebook y Google, dos de las empresas más grandes del mundo, también apuestan por el capital humano como parte de su estrategia corporativa. Las dos compañías siempre ocupan lugares privilegiados en el listado de Great place to work y, según Glass Door, una web que recoge opiniones de empleados y ex empleados, el 90% de las personas que han trabajado en Facebook recomendarían a un amigo hacer parte del equipo de la red social.

Las sorprendentes cifras del acoso laboral

Un estudio realizado por Loraleigh Keashly, especialista en acoso laboral, encontró que el 27% de los trabajadores de una muestra representativa de 700 personas en Michigan, Estados Unidos, sufrieron maltrato por parte de alguien en el lugar de trabajo, lo que trajo devastadoras consecuencias para el grupo de trabajadores, que en su mayoría renunciaron o bajaron significativamente su rendimiento laboral.

Otra investigación hecha con un grupo de 461 enfermeras, encontró que el 91% había experimentado abuso verbal, lo que les hacía sentirse atacados, despreciados y humillados.

Una política de respeto y cooperación a todos los niveles de la empresa, fomenta y fortalece el vínculo entre las metas organizacionales y las metas de los colaboradores, aumenta el compromiso de ambas partes y mejora el sentido de pertenencia.

Un colaborador motivado y  protegido ante el acoso laboral tanto de sus superiores como de sus compañeros, siempre será más productivo, creativo y comprometido. Tal como lo decía Benjamin Franklin: “dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *