Comunicación y Marketing

La televisión: una vía capaz de multiplicar el alcance de la comunicación corporativa

Los españoles consumimos alrededor de cuatro horas diarias de televisión. Si a esto le sumamos los múltiples soportes que la revolución digital ha proporcionado a este medio, el alcance de cualquier programa televisivo se multiplica. Por ello, el uso de la televisión es una vía más que efectiva para hacer llegar nuestra empresa, marca o proyecto al mayor número de personas posibles.

En la época de la inmediatez, donde los consumidores de información cada vez leen menos y reciben miles de impactos cada día, la televisión, en sus diversos formatos, constituye un soporte rápido y asequible para que las empresas difundan sus mensajes. Y si a ella le unimos Internet y las redes sociales, que nos dan la oportunidad de compartir y consumir los contenidos tantas veces como queramos, tenemos la fórmula casi perfecta para aumentar el alcance de la comunicación.

La TV sigue siendo la herramienta de comunicación que los espectadores consideran más fiable

Es innegable que la comunicación viene experimentando un cambio de paradigma en la última década, si bien la televisión, todo hay que decirlo, aún tiene mucho minutaje en España. Junto con Internet, es el medio de comunicación con mayor penetración en la audiencia, según los datos de la Asociación para la Investigación de los Medios de Comunicación. 

Por todo ello, la televisión tal y como hoy la conocemos (Smart TV, canales a la carta, TV de pago…) se está convirtiendo en una parte indispensable de la estrategia global de comunicación corporativa. Además, la creación de canales corporativos supone una ventaja a la hora de comunicar tanto dentro como fuera de las empresas.

Una poderosa herramienta de comunicación

Hablamos de uno de los medios de comunicación más poderosos, con la mayor capacidad de influencia en la opinión de los espectadores. Por ello, se debe utilizar con cuidado y precisión. Os contamos algunos consejos para conseguirlo:

  • Precisión: un segundo en televisión vale oro, por lo que nuestro espacio en pantalla tenderá a ser muy reducido. Por ello, es importante que logremos comunicar nuestro mensaje de la manera más clara en el menor tiempo posible.
  • Lenguaje que se adapte a un target muy amplio: aunque la especialización de programas y canales ha evolucionado mucho en las últimas décadas, la televisión es el medio más abierto a todos los públicos, por lo que deberemos utilizar un lenguaje sencillo y conciso.
  • Comunicación no verbal: a veces decimos más con los gestos que con las palabras, por lo que es importante tener cuidado con nuestra postura, vestuario y movimientos.
  • Apoyos gráficos: para sentirnos más cómodos delante de las cámaras y que nuestro mensaje llegue mejor a la audiencia, es muy eficaz apoyar nuestra intervención en antena con otro tipo de materiales gráficos.

Os dejamos como ejemplo la entrevista del CEO de Grupo Alterfin, Joaquín Poblet, en el programa de RTVE ‘Emprende’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *