TICs y Redes Sociales

Las 10 tecnologías más revolucionarias de 2016

Un ramillete de tecnologías rompedoras, como baterías eléctricas capaces de abastecer una casa, sistemas de inteligencia artificial con habilidades sociales o paneles fotovoltaicos más eficientes serán dentro de poco una herramienta importante para afrontar los desafíos más importantes del presente, según una lista publicada por el World Economic Forum (WEF).

The Top 10 Emerging Technologies 2016 list ha sido elaborada por un panel de expertos del WEF compuesto por investigadores, divulgadores y líderes de compañías como Mitsubishi, IBM o Bayer y se publica en colaboración con la revista Scientific AmericanUno de los criterios usados durante las deliberaciones fue que 2016 supusiera precisamente un punto de inflexión en el desarrollo de cada una de las tecnologías. Por eso, la lista incluye algunas que se conocen desde hace algunos años, pero que sólo ahora están alcanzando el nivel de madurez suficiente como para que se aprecie su impacto.

Este es el Top Ten de las tecnologías emergentes y las explicaciones del jurado de expertos que las ha elegido.

1. Nanosensores y el ‘internet de las nanocosas’

Se espera que en 2020 haya unos 30.000 millones de aparatos domésticos e industriales conectados a la red, el llamado internet de las cosas. En ese ámbito, una de las áreas más interesantes es la de los nanosensores, que podrían ser capaces de circular por el cuerpo humano o ser introducidos en los materiales. Una revolución para la medicina, la agricultura o la arquitectura.

2. Baterías ultraeficientes

Uno de los grandes obstáculos que tiene el desarrollo de la energía renovable es la necesidad de encontrar formas eficientes de almacenamiento debido a que el desacoplamiento entre producción y demanda hace que haya excedentes de energía en ciertos momentos. Las nuevas baterías basadas en sodio, aluminio y cinc mejoran las existentes y pueden hacer posible crear miniredes capaces de almacenar y abastecer a barrios enteros.

3. El blockchain

Se ha escrito mucho sobre el blockchain, la base de datos distribuida en la nube que sostiene el funcionamiento de monedas digitales como el bitcoin. Según el WEF, en 2015 se han invertido 1.000 millones de dólares en distintas joint ventures relacionadas con el blockchain, un anuncio del impacto social y económico que va a tener una tecnología informática que puede cambiar el funcionamiento de los mercados.

4. Materiales 2-D

El grafeno es posiblemente el ejemplo más conocido de este tipo de materiales, una lámina de carbono con propiedades prodigiosas aún por explorar del todo. El descenso en los costes de producción está haciendo que cada vez se emplee grafeno en más variedad de aplicaciones, desde filtros de aire y agua, baterías o materiales de construcción, a los que confiere nuevas propiedades.

5 – Coches autónomos

Los coches que se conducen solos no han conseguido aún el permiso para circular en la mayoría de países, pero los avances que se han realizado con ellos ofrecen un panorama muy prometedor para su desarrollo. Tienen potencial para salvar vidas, reducir la polución y ofrecer un servicio a personas con dificultades para circular.

6 – Órganos en chips

Los modelos en miniatura de órganos humanos – del tamaño de un pen drive – pueden revolucionar la investigación médica y farmacéutica. Conocidos en inglés como organs-on-chips, reproducen la arquitectura y las funciones de los órganos humanos sobre un polímero flexible en el que se insertan pequeños canales de fluido con células humanas. Permiten a los investigadores contemplar los mecanismos del comportamiento biológico de una forma no vista hasta ahora.

7- Placas solares mejoradas

Los nuevos materiales fotovoltaicos, como los cristales de perovskita que mezclan moléculas orgánicas y metal, ofrecen mejoras sobre los clásicos paneles de silicio: son más fáciles de fabricar, pueden usarse en cualquier sitio y son más eficientes en la producción de energía.

8 – Sistemas de inteligencia artificial inteligentes de verdad

Si tomamos los avances en el procesamiento del lenguaje natural y en la interpretación del contexto por parte de las máquinas y le añadimos la increíble cantidad de datos disponibles gracias a la tecnología digital tenemos la mezcla perfecta para conseguir una inteligencia artificial capaz de entender lo que necesitamos. Dentro de poco habrá asistentes digitales que puedan ayudarnos en diversas tareas, desde gestionar nuestras finanzas o nuestras salud a elegir la ropa diaria, aseguran los expertos del WEF.

9 – Optogenética

El uso de la luz y el color para observar la actividad de las neuronas en el cerebro ha estado en el aire durante cierto tiempo, pero las recientes mejoras en este campo implican que ahora se puede estudiar mucho mejor el tejido cerebral, lo que ofrece insospechadas aplicaciones para la neurociencia.

10. Ingeniería metabólica

Los avances en biología permiten modificar las plantas para que produzcan los compuestos necesarios, con aplicaciones desde médicas a industriales. Una realidad que ya ha producido beneficios, como medicamentos contra la malaria, y que no deja de crecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *