Desa

Desa aumenta sus ventas netas un 21%, hasta 48,1 millones de euros, y multiplica por más de cuatro su beneficio neto, hasta 3,8 millones de euros

  • La empresa registró en 2021 el mejor año de su historia, pese al aumento de los costes de las materias y los problemas en la cadena de suministro
  • Desa ha superado con creces los efectos de la pandemia de la COVID-19, con un volumen de ventas superior en un 13,5% a las del ejercicio 2019, que fueron de 42,3 millones de euros
  • El EBITDA creció en 2021 un 106%, hasta los 5,8 millones de euros, gracias a la consistencia del negocio, el mantenimiento de márgenes y la contención de los costes
  • La empresa invirtió 716.000 euros en 2021 para la puesta en marcha de nuevas instalaciones y maquinaria
  • Desa incrementó su beneficio por acción un 313% en 2021, al pasar de 0,51 euros por acción en 2020 a 2,11 por acción en 2021. La compañía se ha revalorizado un 66% respecto a enero de 2021, al pasar de 9 euros a 15 euros por acción
  • La empresa cotiza en el mercado continuo con una capitalización de 26 millones de euros y confía en ampliar su base accionarial y liquidez para reforzar su crecimiento

Desa (Desarrollos Especiales de Sistemas de Anclaje, SA) registró en 2021 los mejores resultados de su historia, con un crecimiento de las ventas de un 21%, hasta los 48,1 millones de euros, y tras multiplicar por más de 4 su beneficio neto, que pasó de 906.000 euros en 2020 a 3,8 millones de euros el pasado año, según los datos comunicados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La empresa, cotizada en el mercado continuo (Ticker: DESA), tiene una capitalización en torno a los 26 millones de euros y quiere ampliar su base accionarial y su liquidez para reforzar su crecimiento.

“Los resultados de Grupo Desa en 2021 muestran la fortaleza de nuestro modelo de negocio, nuestra capacidad de crecer en un entorno complejo y la creciente aportación de las ventas en el exterior”, afirmó José María Vidal, Consejero Delegado de la empresa.

El año 2021 no solo fue mucho más positivo que 2020, un ejercicio que estuvo condicionado por la pandemia de la COVID-19, sino que superó con creces las cifras de negocio y resultados de 2019. Así, Desa aumentó las ventas en 2021 un 13,5% respecto al año 2019, en el que no hubo impacto de la pandemia y las ventas llegaron a 42,3 millones de euros.

En 2021, el EBITDA o beneficio de explotación fue de 5,8 millones de euros, un 106% superior a los 2,8 millones de euros del año anterior. Esta positiva evolución se produjo a pesar del aumento del coste de las materias y de los problemas en la cadena de suministro en 2021. 

De hecho, Desa mantuvo en 2021 el mismo margen bruto, del 34,7% sobre ventas, que en el ejercicio anterior gracias a una adecuada gestión y servicio con los clientes. A ello se sumó la puesta en marcha de un plan de contención de costes.

En 2021, el negocio internacional tuvo una contribución creciente al crecimiento de las ventas de la compañía, tanto por las exportaciones de productos más tradicionales como por la expansión del negocio vinculado a la agricultura fruto de la actividad de I+D+i. En total, el negocio internacional de Desa experimentó un incremento del 42% en el conjunto del año.

Durante el pasado ejercicio, Desa acometió inversiones por importe de 716.000 de  euros, destinadas fundamentalmente a nuevas instalaciones y maquinaria.

El beneficio por acción de la compañía ha crecido un 313%, pasando de 0,51 euros por acción en 2020 a 2,11 euros por acción en 2021. La empresa se ha revalorizado en bolsa un 66% desde enero de 2021 al pasar de una cotización de 9 euros a la cotización actual de 15 euros por acción.

Desa es una compañía industrial con más de 60 años de historia que está especializada en la producción y venta de fijaciones, grapas y herramientas empleadas en los sectores de la construcción, la industria y la agricultura. En torno al 30% de sus ventas son en los mercados exteriores.

La empresa, cuya sede central está en Barcelona, cuenta con distintas instalaciones de producción y distribución que suman más de 25.000 metros cuadrados, un catálogo con 6.000 productos y más de 8.000 clientes en todo el mundo.

La compañía está controlada por tres grupos familiares que suman en torno al 75% del capital, mientras que el 25% restante es free float. La empresa cotiza en el mercado continuo de Bolsas y Mercados Españoles (BME) y entre sus objetivos a medio plazo está dotar de una mayor liquidez a la contratación y ampliar la base accionarial. Su capitalización actual es de unos 26 millones de euros tras el cierre de la cotización de ayer, en 15 euros/acción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *